FIN

Como ultima entrada toca ponerse a justificar los diferentes títulos y aquí la verdad que tampoco hay mucho que decir.

Como ya se habrá notado, quería darle al blog un aspecto sarcástico e hilarante, lo que quería destacar con los títulos los cuales representan en cierto modo el carácter del personaje que he creado al escribir las entradas.

Todos y cada uno de ellos fueron sacados de palabras casi al azar de cada uno de los libros sin seguir ningún orden en concreto, simplemente me he dedicado a abrir un capítulo al azar y buscar la palabra que creía que más representaba a la entrada.

Y con esto doy por finalizado el blog. Con todos ustedes, señores y señoras: ALGO DE UN MUSICAL

FIN

Con excesivo rigor acaba pareciéndonos ridículo

Pues ya está, por fin hemos acabado. La gente se lo ha pasado bien, se han reído y se les veía en las caras la frase de “menos mal que no estoy ahí, anda”. Lo mejor de haber acabado éste trabajo es que está confirmado, ¡VACACIONES! Aunque en mi caso se dedicarán a acabar unos cuantos proyectos personales, si que significa un descanso. Al final he de decir que no ha sido tan terrible como temíamos. Aun así habrá que esperar a que nos pasen los vídeos… A saber…

Pero una cosa no quita a la otra ¡POR FIN!

Con excesivo rigor acaba pareciéndonos ridículo

La belleza de una tetera

El gran día esta cerca, ya noto los abucheos de la gente y las piedras golpeándonos en la cabeza. Huele a fracaso, huele a ridículo, huele a Schizophrenic por homme, eau de toilette.

Hablando en serio, esto es un desastre, eso si se podrán reír de nosotros un rato. Si la gente no sale de la sala con una sonrisa en la cara todo el esfuerzo no habrá valido de absolutamente nada.

La belleza de una tetera

Aterrando a los bañistas

A cada día que se acerca la actuación mas horrible es todo. Los bailes, la letra recibe cambios constantes y aun no se ha decidido cómo será la segunda parte de la letra debido al goteo de gente. Con un poco de suerte podremos tenerlo todo acabado para el día antes de la actuación. Acabado que no completo y ensayado, OJO. Pero a lo hecho pecho y esto hay que acabarlo.

Eso sí, con tanto baile estoy haciendo un tipazo que ni la Britney Spears.

Aterrando a los bañistas

Y así nos va

Con collar de florecitas y camisa blanca ajustada… vaya pintas.

Como si no tuviera bastante con cantar y bailar para colmo me obligan a vestirme de payaso. Odio los malditos payasos… Éste trabajo se vuelve a cada entrada más surrealista, ¿verdad? Espero que la gente se lo pase bien, yo no se cómo estaré el día de la actuación.

Y así nos va

Cuando, como diseñador, se me pregunta

Venga va… Toca pruebas de vestuario, por si la cosa no podía ir peor.

Otra cosa no, pero he de admitir que toda la época de preparación la vivimos entre risas. Eso si, risas nerviosas y, sobretodo, dolores de estómago (al menos por mi parte). Nos reímos, si y mucho pero no por el trabajo en sí, sino por lo absurdo que era todo. Nos reíamos del desastre que iba a ser y de lo penoso que se nos iba a ver. Cuando nos acordamos, sin embargo, de los que nos esperaba… no eran tanto risas como nervios y dolores de estómago. Algunos rezaban: “no vendrá nadie“, “al final no se hará chicos, ya veréis“… Esperemos…

De momento Gandalf tiene algo que decir:

Cabrón…

Cuando, como diseñador, se me pregunta